PULPS FICTION: LAS PORTADAS DEL CRIMEN. UNA EXPOSICIÓN PARA BRUMA NEGRA

La colaboración entre el Ayuntamiento de Plentzia y la Revista Calibre .38 ha ido este 2017 (año de celebración del 25 aniversario de la puesta en marcha de los Encuentros sobre Género Negro Bruma Negra) más allá de los dos días que durarán los encuentros (23 y 24 de junio), ofreciendo a quienes se acerquen a Plentzia la semana del 19 al 24 de junio una exposición singular bajo el título PULPS FICTION (Las portadas del crimen); una exposición en la que serán protagonistas los ilustradores que dieron imagen, en las cubiertas primero y en los comic books después, a las historias de detectives y criminales que los escritores crearon en la consolidación de un género que vino en llamarse primero novela policíaca (respetando el término roman policier acuñado en Francia) y años más tarde novela negra.

Con las primeras novelas de detectives aparecidas en el siglo XIX, el ilustrador acompañó al éxito literario desde una posición a veces (injustamente) olvidada. Las portadas de las novelas “de a penique” (penny dreadfuls) como Sweeney Todd (“The Demon Barber”) o Spring Heeled Jack (“The Terror of London”) aterrorizaban al lector como reclamo, como antes hicieron las ilustraciones de ejecuciones del Newgate Calendar. Solo con escritores como Charles Dickens o Wilkie Collins el ilustrador se hizo famoso. Primero fueron George Cruikshank o Phiz con Dickens o John McLenan con Collins, hasta que George Du Maurier alcanzó la fama por encima del anónimo autor de El misterio de Notting Hill. Grandes ilustradores. Pero hubo que esperar casi hasta el final del siglo para que el ilustrador saltara del interior de las novelas a las portadas. A partir de ese momento su relación con el florecimiento del género policíaco fue indisoluble hasta alcanzar el papel protagonista con la aparición del noveno arte. El cómic.

La exposición PULPS FICTION (Las portadas del crimen) ofrecerá a quienes acudan a la Casa de Cultura de Plentzia (Goñi Portal) la posibilidad de recorrer aquellas décadas de creación artística paralela al nacimiento del género negro de una manera amena admirando las ilustraciones creadas por aquellos artistas.

 

EL DETECTIVE ASOMA A LAS PORTADAS

Sydney Paget fue llamado por The Strand para realizar las ilustraciones de Un escándalo en Bohemia de Arthur Conan Doyle para el número de julio de 1891. Paget creó las primeras ilustraciones reconocibles de Sherlock Holmes; y George Newnes, el editor, decidió incorporar a las portadas de The Strand la figura del detective. Las historias de Holmes fueron publicadas en muchos magazines de la época, pero Doyle siempre solicitó a The Strand que su ilustrador fuera Sydney Paget. Entre 1891 y 1904 dibujó 356 ilustraciones para Sherlock Holmes. Solo cuando Collier’s publicó en EE.UU. las aventuras de Sherlock Holmes, el detective volvió a ocupar la portada de la mano de Frederic Dorr Steele, el ilustrador que creó la icónica imagen de Sherlock Holmes inspirado por las representaciones de William Gillette en los escenarios.

The Strand tenía clase, y por sus páginas transitaron los mejores escritores de novela “de detectives”, pero hizo falta la apuesta de un editor para crear un nuevo modelo de magazine literario. Frank A. Munsey fue un editor visionario: en 1896 decide editar un magazine hecho con pasta de papel (pulp) para que sea menos costoso y así poder incrementar la tirada. “Las historias valen más que el papel en el que están escritas”, dijo. Argosy transformó la industria de los magazines. Publica relatos de aventuras, románticos, de horror y de detectives. En las páginas de Argosy publicarán escritoras maestras en la construcción de thrillers como Mary Roberts Reinhart o Carolyn Wells. Argosy dio origen a un pulp especializado en historias de detectives como fue Flynn’s, pero nunca dejó de publicar historias de suspense y misterio.

Flynn’s (1924-1928) añadió a la portada el subtítulo Detective Fiction with the Thrill of Truth, combinando historias de suspense con otras sobre crímenes reales. Escritoras como Agatha Christie, Carolyn Wells o Mary Roberts Rinehart, y escritores como J. S. Fletcher o R. Austin Freeman -lo más representativo de la “Golden Age”-, poblaron sus páginas. En la portada se acreditó como editor a William J. Flynn, “con 25 años de experiencia en el Servicio Secreto” (Flynn fue conocido como Big Bill Flynn, el hombre que reorganizó el cuerpo de detectives de la Policía de Nueva York y fue director del FBI). En 1928 pasó a llamarse Detective Fiction Weekly, publicando a una generación de escritores como Erle Stanley Gardner o Cornell Woolrich.

 

En octubre de 1915, la editorial Street & Smith editó el primer pulp dedicado enteramente al crimen: Detective Story Magazine. Los autores elegidos fueron Agatha Christie, Dorothy L. Sayers, Sax Rohmer o Edgar Wallace, incorporando en años posteriores a Carroll John Daly, entre otros. Street & Smith, publicó 1.057 números y su edificio en la Séptima Avenida de Nueva York fue una institución.

Black Mask nació como pulp magazine en abril de 1920 no dedicado exclusivamente al crimen. Sin embargo, las historias de aventuras o sobrenaturales (weird tales) resultaron eclipsadas pronto por las historias de detectives al estilo de las novelas británicas de misterio. Bajo la dirección de Cap Joseph T. Shaw, el pulp se centra en las novelas de detectives. En mayo de 1923 publica la que es considerada la primera novela negra de detectives “duros” (hardboiled dicks): Three Gun Terry de Carroll John Daly, protagonizada por el detective Race Williams; y en octubre de ese mismo año, Dashiell Hammett publica su primera historia del Agente de la Continental. Había nacido un género.

Dime Detective fue el pulp competidor de Black Mask y el más vendido durante años. De la mano de Henry Harry Steeger, dueño de la editorial Popular Publications (y aficionado a Sherlock Holmes y a las historias de horror), comenzó incorporando relatos de horror gótico o sobrenatural. Un nuevo editor, Ken White, buscó atraer a los mejores escritores noir de la época, como E. S. Gardner o Carroll John Daly. Raymond Chandler abandonó Black Mask y publicó en Dime Detective siete novelas cortas entre 1937 y 1939; de ellas nació años más tarde una obra maestra: El largo adiós.

Si la marca de portada de Black Mask fue un antifaz, en los años veinte el pulp de detectives se aproxima al de aventuras con la creación de detectives enmascarados que serán el modelo de los futuros superhéroes del cómic. La Sombra (The Shadow) nace en 1930 de la mano de Walter B. Gibson, ocultando la personalidad del millonario Lamont Cranston bajo un sombrero y una bufanda roja. Le seguirán El Detective Fantasma, La Araña y El Murciélago Negro.

 

LOS ILUSTRADORES QUE MARCARON UNA ÉPOCA

John Albert Coughlin nació el 23 de enero de 1885 en Chicago, Illinois. En 1903 comenzó a estudiar en el Instituto de Arte de Chicago, donde se graduó en 1906 y comenzó a trabajar en publicidad. En 1912 se trasladó a Nueva York, donde abrió un estudio de arte. En octubre de 1915 realizó su primera cubierta para Detective Story. También realizó portadas para otras publicaciones del momento como Detective Fiction Weekly o Detective Tales.

Rafael María de Soto y Hernández nació el 18 de febrero de 1904 en Aguadilla, Puerto Rico. En 1930 comenzó a dibujar ilustraciones interiores para la revista pulp Street & Smith. En 1932 ya realizaba cubiertas para otras revistas como All Detective, Dime Detective o Ten Detective Aces. Fue uno de los pocos artistas profesionales pulp que permaneció activo durante los años de la Segunda Guerra Mundial. En 1964 se retiró de la ilustración y comenzó a enseñar arte en la Universidad Estatal de Nueva York, donde trabajó durante diez años.

Stanley Albert Drake nació el 9 de noviembre de 1921 en Brooklyn, Nueva York. A los dieciséis años se decidió a hacer ilustraciones como las que veía en pulps como Cowboy Stories o Love Stories y las envió a una editorial de Nueva York para venderlas. Realizó portadas y ilustraciones interiores para innumerables revistas pulp de la época como Detective Tales, Dime Detective o Ten Detective Aces. A partir de 1950 se consagró a sacar adelante su agencia de publicidad y al golf, su otra gran pasión, llegando incluso a realizar dibujos para la revista Golf Digest.

Emilie Irene Zimmermann nació el 15 de octubre de 1907 en la ciudad de Nueva York. En 1929 ya había empezado como artista comercial profesional ilustrando portadas de la revista The Golden Book Magazine, de influencia art déco. En 1932 realizaba ilustraciones interiores para revistas pulp picantes como La Parée o Pep Stories. Durante la Segunda Guerra Mundial, debido a que la mayoría de los ilustradores varones acabaron reclutados para el servicio militar, se abrieron nuevas posibilidades de trabajo para las mujeres, aunque quizá menos artísticos, lo que conllevó que aumentase su prestigio. Fue en este momento cuando empezó a utilizar el seudónimo de “Irene Endris”, con el fin de proteger la reputación de su nombre profesional, para publicar en revistas como Speed Detective, Crack Detective o Ten Detective Aces.

Milton Luros nació el 26 de diciembre de 1911 en Brooklyn. Antes de 1937 había comenzado a trabajar realizando portadas como freelance para revistas como Crack Detective, Dime Mystery, Double Action Gang, Detective Novels, Detective Tales, New Detective, Popular Detective, Strange Detective, Ten Detective Aces, Thrilling Detective y True Crime. En 1950 ocupó el cargo de director de arte de una nueva revista, Famous Detective, producida por Columbia Publications, donde también realizó las portadas y las ilustraciones interiores. En 1955 fundó su propia agencia de arte, La Agencia de Arte Americano.

Delos Palmer nació el 26 de enero de 1890 en la ciudad de Nueva York. De buena familia, estudió en la Art Students League de 1911 a 1915 con el impresionista estadounidense George Bellows. del cual dijo: “Fue una buena influencia para mí. Él me enseñó a pintar lo que veía y lo que sentía”. En 1923, Palmer comenzó a vender ilustraciones para Metropolitan Magazine y The Saturday Evening Post, y tras el crack de la bolsa del 29 comenzó a trabajar en Master Detective y True Detective.

Norman Blaine Saunders nació el 1 de enero de 1907 en Minnesota. Después de la escuela secundaria, estudió arte por correspondencia en la Escuela Federal de Minneapolis y recibió una beca para estudiar en el Instituto de Arte de Chicago, que abandonaría para trabajar a tiempo completo en Fawcett Publications en Robbinsdale, Minnesota, donde estuvo durante seis años. En 1934 se trasladó a Nueva York y estudió en la Escuela de Arte Grand Central.

Gloria Maria Stoll nació el 13 de noviembre de 1923 en el Bronx, Nueva York. En 1936 fue una de las primeras estudiantes a asistir a la Escuela Superior de Música y Arte LaGuardia. Un día de abril de 1941 tiró impulsivamente todas sus pinturas a la basura. El conserje de su edificio rescató su trabajo y se lo mostró a otro inquilino del inmueble, que resultó ser el ilustrador pulp Rafael DeSoto, quien la animó a convertirse en ilustradora comercial. Llegaron a compartir estudio de arte. Su obra ha sido expuesta en el Museo de Arte Carnegie, en el Museo Nacional de Arte de Brooklyn, y se encuentra en colecciones permanentes como las de la Universidad de Yale.

 

DEL PULP AL COMIC BOOK. EL ORIGEN DE LA NOVELA NEGRA ILUSTRADA

Como respuesta al crimen organizado que imperó en la década de los veinte con motivo de la Ley Seca y el posterior contrabando de alcohol, en 1931 se estrenan filmes como Hampa dorada o El enemigo público al mismo tiempo que nace la primera tira de prensa de temática policíaca, y que influiría en muchas de las que vendrían después: Dick Tracy, creada por Chester Gould (1900-1985) para el Chicago Tribune.

Con el propósito de imitar el éxito de Gould, el King Features Syndicate de William Randolph Hearst empieza a publicar en 1933 Pinkerton Jr. en el Boston Daily Record: creada por Eddie Sullivan y Charlie Schmidt, editor y director artístico del diario, vería su título cambiado por Radio Patrol primero y Sergeant Pat of the Radio-Patrol después. Esta no fue la única historieta nacida a rebufo del éxito de Dick Tracy. Dick Moores (asistente personal de Gould que jugó un papel fundamental en el look de aquella) alumbró su propio personaje, el periodista Jim Hardy, en una tira que duró de 1936 a 1942. Anterior es Detective Dan: Secret Operative No. 48, nacida en un proto comic book y rebautizada en prensa como Dan Dunn, Secret Operative 48, publicándose entre 1933 y 1943 a cargo de una nómina de autores encabezada por su creador: Norman Marsh.

Al igual que sucedía con el cine, un medio recién nacido como el cómic buscó inspiración en otros ámbitos para atraer a los lectores. Como no podía ser de otro modo, la literatura fue su principal suministrador: de Sherlock Holmes (1887) de Arthur Conan Doyle a Mike Hammer (1947) de Mickey Spillane, muchos fueron los personajes que tuvieron su versión en viñetas, cubriendo así el amplio espectro que va de la novela enigma a la hard boiled. Una excepción es The Shadow (La Sombra), que nace en un serial radiofónico en 1930 y no pasa a la narrativa pulp hasta el año siguiente. El autor de la mayoría de sus historias, Walter B. Gibson (que firmaba con el alias de Maxwell Grant), participó junto al dibujante Vernon Greene en una serie de daily strips desde finales de los treinta hasta 1942. El personaje acabaría luego en el territorio del comic book, contando con la aportación de autores tan prestigiosos como Mike Kaluta, Howard Chaykin, Bill Sienkiewicz o Kyle Baker.

Si la literatura era una fuente constante de inspiración, ¿por qué no recurrir directamente a aquellos que escribieron las primeras muestras del género? Este fue el caso de Dashiell Hammett (1894-1961), considerado el padre de la novela negra hard boiled gracias a clásicos como Cosecha roja o El halcón maltés. Su creación para el King Features Syndicate fue Secret Agent X-9, una tira de la que se encargó de redactar los primeros relatos, aunque pronto contó con colaboradores que se encargaban de desarrollar sus argumentos. Pero si esta obra está considerada hoy como un clásico de la historieta se debe sobre todo a su dibujante, Alex Raymond (1909-1956), que llevó a cabo uno de sus trabajos más dinámicos influenciado por el film noir de la época.

Raymond legó otras grandes creaciones a la historia del cómic antes de su trágico fallecimiento en un accidente de automóvil: Flash Gordon, Jungle Jim… y su última obra: Rip Kirby. Este aristocrático personaje, siempre acompañado de su fiel mayordomo Desmond, está considerado como el primer detective moderno del noveno arte; y sus aventuras se publicaron entre 1946 y 1964, sobreviviendo así a su malogrado creador.

Max Gaines fundó Educational Comics, pero tras su muerte en 1947, su hijo Bill Gaines heredó la editorial y la transformó en Entertaining Comics, dedicándose a la publicación de comic books repletos de historias breves cuyo objetivo primordial era entretener al lector e impactarle con contenidos más explícitos de lo habitual. Entre otras muchas colecciones, publicó varias afines al género policíaco, como las exitosas Crime SuspenStories y Shock SuspenStories.

Detective Comics empezó a publicarse en 1937 por parte de la editorial homónima, rebautizada luego como National Allied Publications y más tarde como DC Comics (este nombre, a partir de las iniciales de la publicación); y es a fecha de hoy la colección más longeva editada en Estados Unidos. Pero esta cabecera ha terminado pasando a la historia del noveno arte gracias al personaje que debutaba en su número 27, con fecha de portada mayo de 1939: Batman. Creado por Bob Kane y Bill Finger (aunque la paternidad de este último no se ha reconocido hasta fechas recientes), el personaje estaba inspirado en creaciones previas como The Shadow, El Zorro o el popular Sherlock Holmes. En sus primeras historias, más cercanas al relato de intriga que al entonces recién nacido género superheroico, el millonario Bruce Wayne era presentado como “el mejor detective del mundo” (apropiándose del calificativo del personaje de Conan Doyle), y combatía al crimen disfrazado de murciélago.

El recién nacido comic book propició que el promotor Everett M. Arnold y el autor Will Eisner idearan un nuevo suplemento para la prensa dominical: un cuadernillo de 16 páginas a color que incluía tres series independientes entre sí. Fue para nutrir esta publicación que el segundo concibió a su personaje más celebrado: Spirit, un enmascarado que luchaba contra el crimen y tras cuyo antifaz se ocultaba Denny Colt, al que sus conciudadanos (salvo el comisario Dolan y su hija Ellen) daban por muerto. The Spirit debutó el 2 de junio de 1940 con el origen del personaje.

 

EL COMISARIO QUE SE MERECIA ESTA EXPOSICION: JAVIER COMA (1939-2017) UN HOMENAJE A SU LEGADO

Toda exposición artística tiene a su frente a un comisario. El comisario que esta exposición se merecía tendría que haber sido el inolvidable e incombustible Javier Coma, que nos ha abandonado este mismo año. Su conocimiento enciclopédico de la novela negra, el cine negro, la historia de los pulps detectivescos de los años 40 y del cómic desde su mismo origen hasta la actualidad era la garantía segura de que este recorrido por la historia que los Encuentros Bruma Negra de Plentzia en 2017 querían ofrecer hubiera sido el mejor posible. En su lugar y con el recuerdo de Javier Coma siempre presente, la exposición ha sido comisariada por Josevi Blender, amante y lector de género negro, profesional creativo en varias facetas audiovisuales (portadas, ilustración, cine) y colaborador de Medianoche Editorial, Todo Negro y MoonMagazine; y de dos miembros del equipo de la Revista Calibre .38: Francisco J. Ortiz, crítico especializado en cine, cómic y literatura de género, autor del blog Abandonad toda esperanza y codirector de Mayo Negro y Unicómic (ambos eventos vinculados a la Universidad de Alicante); y Juan Mari Barasorda, lector impenitente de novela policial, colaborador con la editorial D’Epoca y MoonMagazine y coordinador de Bruma Negra.

La confianza de todos nosotros, así como del anfitrión de esta exposición -el Ayuntamiento de Plentzia a través de Goñi Portal, la Casa de Cultura de la Villa-, es que quienes la visitéis disfrutéis con el paseo cultural que os ofrecemos, a la vez que dedicamos un recuerdo nostálgico a alguien como Javier Coma, que tan gratos momentos nos ha hecho disfrutar a quienes amamos el género negro. Estamos seguros de que él hubiera disfrutado también.

Os esperamos.

El equipo de Revista Calibre .38

 

BIBLIOGRAFIA

A) Literatura pulp

Pulp Art (Robert Lessaer)

The Art of Mystery & Detective Stories (Peter Haining)

The Story of Mystery (Max Allan Collins)

Pulp Culture (Frank M. Robinson & Lawrence Davidson)

 

 

B) Cómic noir

COMA, Javier, De Mickey a Marlowe. La edad de oro, Barcelona, Península, 1987.

COMA, Javier, Diccionario de los cómics. La edad de oro, Barcelona, Plaza & Janés, 1991.

GUIRAL, Antoni (coord.), Del tebeo al manga. Una historia de los cómics (Vol. I: Los cómics en la prensa diaria: humor y aventuras), Barcelona, Panini Comics, 2007.

JIMÉNEZ VAREA, Jesús, “Tiras negras: el género negro en las series de prensa estadounidenses”, en Yellow Kid n.º 4, Barcelona, Gigamesh, XII-2002, pp. 2-20.

Anuncios

V Encuentros Bruma Negra 2017. Cartel y programa

Lugar de celebracion: La Casa de Cultura (Goñi Portal), sede de la Exposicion homenaje a los pulps de detectives (19 a 24 de junio).

 

PROGRAMA

Viernes 23 de Junio

18.00 Apertura de las jornadas. Recordando Bruma Negra hace 25 años.

18.30 Mesa Redonda: Nuevas voces en la novela negra.

Debaten los escritores: Susana Rodriguez (“Deudas del frio”), Anton Arriola (“El negro y la gata”), Javier Sagastiberri (“El asesino de reinas”) y Elena Fernandez (“Cerezas amargas”).

Modera: Jose Manuel Lopez Marañon

19.30 Mesa Redonda (en euskera): La novela negra en euskera

Debaten (el debate se celebrara en euskera): Jon Arretxe (“Sator Lokatzak”, “Estolda jolasak”), Aritza Bergara (“Olas negras”, “Lagrimas de fuego”), Begoña Navaridas (ganadora de la primera edición del concurso de relatos en euskera Bruma Negra) y Joseba Lozano (“Herioren mandataria”).

Modera: Noemi Pastor

 

Sábado 24 de junio

11.30 Mesa redonda: Crímenes de época (II)

Debaten los escritores: Carmen Moreno (“Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel”), Martin Olmos (“Escrito en negro”: premio Euskadi de Literatura, premio Rodolfo Walsh Semana Negra), Felix G. Modroño (“Sombras del agua”, “La ciudad de los ojos grises”) y Javier Abasolo (“Hollywood–Bilbao”, “Una decisión peligrosa”).

Modera: Juan Mari Barasorda

12.30 Exposicion y debate: Nacimiento del hard boiled (novela, cine y cómic) en la América de los años 30 y 40.

Presentan tres redactores de la Revista Calibre .38: Jesus Lens, director de Granada Noir y autor de “Cineasta blanco, corazón negro” y “Café Bar Cinema”), Francisco J. Ortiz (codirector de Mayo Negro, director de Unicomic y coautor de “Hasta donde el cine nos lleve” junto a Jesús Lens) y Jokin Ibañez (experto en novela negra).

18.00 Mesa Redonda: de la crónica negra a la novela negra. Crimen y actualidad.

Debaten: Carlos Bassas (“Mal trago”, director de Pamplona Negra y colaborador de “El lector de huesos”); Txani Rodriguez (columnista de El Correo, “Si quieres puedes quedarte aquí”); Juan M. Velázquez (“Algunos me llaman El Rubio”) y Mariano Sanchez Soler.

Modera: Ricardo Bosque

19.00 Interrogatorio en Tercer Grado al Invitado de Honor de los V Encuentros Bruma Negra: el periodista y escritor Mariano Sanchez Soler, premio Bruma negra 2017 por su trayectoria, ganador del Premio de Narrativa Francisco García Pavón 2009 por su novela “Nuestra propia sangre” y del Premio de la Crítica Literaria Valenciana 2012 en su XX edición por su libro “Anatomía del Crimen”. En el año 2013 su novela “El asesinato de los marqueses de Urbina” recibió el Premio Internacional de Novela Negra L’ H Confidencial. Autor de numerosas novelas y obras de narrativa breve, así como de ensayos (“Cómo se escribe una novela negra ¿Se puede freír un huevo sin romperlo?”) y libros de no ficción: “Los Franco, S. A.”, “Ricos por la patria. Grandes magnates de la dictadura, altos financieros de la democracia” (Premio Internacional de Literatura de no ficción Rodolfo Walsh…

Procede a practicar el interrogatorio: Jokin Ibañez

 

20.00 Fallo del jurado del V Concurso de Relatos Cortos BRUMA NEGRA (euskera y castellano).

Entrega del Premio BRUMA NEGRA 2017 por el alcalde Plentzia a Mariano Sanchez Soler.

CLAUSURA de los IV Encuentros BRUMA NEGRA.

 

Descarga gratis el libro con los cinco relatos finalistas de Bruma Negra 2016

93875f7f-13b6-49f6-a825-05305d00b3d7

241 relatos recibidos, un 60 % más que en la edición anterior, a la caza y captura de 300 euros. Cinco jurados implacables (Juan Mari Barasorda, Susana López, Laura Balagué, Javier Abasolo y Ricardo Bosque), cinco relatos seleccionados entre los que resultó muy difícil elegir, un ganador y cuatro seleccionados para publicar en este libro en formato pdf que puedes descargar de forma gratuita con un solo clic de ratón.

Lo tienes aquí: Relatos Bruma Negra 2016

Esperamos que los disfrutes.

Lanbro Beltza IV. nazioarteko ipuin-lehiaketa euskaraz

93875f7f-13b6-49f6-a825-05305d00b3d7

Plentziako Udalak antolatutako Lanbro Beltza IV. Nazioarteko ipuin-lehiaketako euskarazko modalitatearen epaileek, hau da, David Crestelo eta Joseba Lozano, epaimahaiburua Noemí Pastor delarik, erabaki dute aurtengo sariaren irabazlea Begoña Navaridas dela, ezizenez Mara Schulz, “Gauzak beti ez dira diruditen bezalakoak” ipuinagatik.

 

Plentzian, 2016ko ekainaren 25ean

IV Concurso Internacional de Relato Bruma Negra (modalidad en castellano). Fallo del jurado

93875f7f-13b6-49f6-a825-05305d00b3d7

El jurado del IV Concurso Internacional de Relato Bruma Negra (modalidad castellano) convocado por el Ayuntamiento de la Villa de Plentzia, compuesto por Juan Mari Barasorda, JavierAbasolo, Susana López, Laura Balagué y Ricardo Bosque, este último en condición de presidente del mismo, ha decidido otorgar el primer premio a David Mangana Gómez por su relato “Toque personal”, presentado con el seudónimo Juan Virto. Los otros cuatro autores y relatos finalistas han sido (por orden de votos obtenidos):

 

“Smoke gets in your eyes”, de José López Cuéllar

“Mona Lisa”, de Óscar Fernández Carballedo

“Seres invisibles”, de Mila Martínez Giner

“La niebla”, de Javier Beotegui Zubizarreta

 

En Plentzia (Bizkaia), a 25 de junio de 2016

Julián Ibáñez, autor homenajeado en Bruma Negra 2016

Cuando el común de los aficionados al género echa la vista atrás, a esos fundacionales años ochenta en los que un pequeño grupo de escritores sentaron las bases de la novela negra en España -la auténtica novela negra, la que más bebía de los clásicos-, es fácil que recuerde los nombres de los Andreu Martín, Juan Madrid, Manuel Vázquez Montalbán o Francisco González Ledesma, todos ellos presentes, por cierto, en la primera edición de Bruma Negra, allá por 1992. Igual e injustamente, es fácil que olvide al quinto as de ese repóker ganador, el santanderino Julián Ibáñez.

julianibañez

Maestro de las crook story, admirador del Parker de Westlake y -según sus propias palabras- “imitador” tres millones y pico de Chandler, Ibáñez lleva más de tres décadas al pie del cañón, deleitando al respetable con la cara más sucia, más sórdida de una sociedad que retrata en cada uno de sus trabajos, desde los protagonizados por el cántabro Novoa a los más recientes en los que el manchego Bellón toma el relevo para mostrar una España que bien podría salir en la Guía Michelin de los puticlubs.

Poligonero, suburbial, contundente siempre y poético -a su manera- cuando toca, urbano cuando quiere y rural cuando le da la gana, habituado a sacar petróleo de un hecho en apariencia insignificante, constructor de tramas que parecen desarrollarse por sí solas… Siempre, siempre, uno de los autores que más riesgos han asumido a la hora de idear sus historias y, sobre todo, de contarlas, con un estilo tan peculiar, tan cercano a los clásicos y tan alejado de la ortodoxia actual que tal vez le haya convertido en uno de esos escritores malditos -a su pesar- de los que todo el mundo habla pero pocos se han permitido el placer de leer.

Afortunadamente, el tiempo suele terminar poniendo a cada uno en su lugar e Ibáñez acaba de recibir el premio Pata Negra otorgado por el festival Salamanca Negra por su novela “Gatas salvajes”, la última de su extensa producción y una de las mejores de su larga carrera.

Histórico del primer boom de novela negra, sigue en primera fila del genero con su estilo duro y afilado. Le sacaremos punta el dia 25, a las 18.00, en Goñi Portal.

Texto de Ricardo Bosque publicado en el dossier sobre Julián Ibáñez de la revista Otro Lunes.

La República de los lectores

Obviedad: sin lectores, no habría literatura. Ni libros. Ni escritores. Si no fuera por nosotros, los lectores, las editoriales no existirían, las librerías no abrirían sus puertas, las imprentas habrían dejado de funcionar, las bibliotecas no consultarían los catálogos de IKEA en busca de las estanterías más elegantes y los piratas no podrían justificar su saqueo intelectual con el pretexto de que los libros son caros.

Pero a ser lector, se aprende. Que no es lo mismo saber leer que ser un buen lector. Igual que no es lo mismo saber escribir que ser escritor.

Y en ese camino, en el de hacer lectores, los Clubes de Lectura desempeñan un papel cada vez más importante. Porque si la oferta de títulos era ingente en los tiempos analógicos, ahora resulta absolutamente inabarcable, en la edad digital.

Los Clubes de Lectura aportan criterio a la hora de seleccionar lecturas. Y, sobre todo, convierten una actividad eminentemente solitaria en una experiencia compartida que enriquece a los integrantes de una República de Lectores sin los que nada de todo esto sería posible.

Debaten:

sergio

Sergio Vera. Conocedor a fondo del género, se lo ha leído todo, todo, todo. Colaborador con sus ácidas reseñas en diversos medios digitales especializados, se le puede escuchar los sábado en el programa “Negra y Criminal” de la Cadena SER. Ideólogo, fundador y director del club de lectura “Las Casas Ahorcadas” (de Cuenca, claro) así como de los encuentros que con el mismo nombre se celebran cada año en su ciudad.

noemí

Noemí Pastor. Ha sido  profesora de literatura y hoy es traductora y lingüista. Vive en Bilbao. Escribe sobre todo de literatura y género negro en su blog Boquitas Pintadas. También colabora en el blog de cine y televisión Zinéfilaz y en el proyecto Doce Miradas.

ricardo bn

Ricardo Bosque. Es autor de cuatro novelas, El último avión a Lisboa, Manda flores a mi entierro,  Suicidio a crédito y Cuestión de galones. En 2001 ganó el segundo premio del Concurso Relatos Cortos Juan Martín Sauras con su cuento Aïcha. Otro de sus relatos, Páginas amarillas, fue seleccionado para el libro Relatos Cortos para leer en tres minutos Luis del Val. En 2009 es uno de los autores seleccionados para la antología La lista negra: nuevos culpables del policial español. Dirige la revista especializada en género negro Calibre .38,

Jesus_Lens_habla_para_MoonMagazine

Jesús Lens Espinosa de los Monteros. Licenciado en Derecho, colaborador del periódico granadino IDEAL, viajero, crítico literario, escritor y cuentista. Director de Comunicación de CajaGRANADA, canaliza su vena creativa, también, a través de una bitácora: Pateando el Mundo. Coautor del libro Hasta donde el cine nos lleve (Viajes y escenarios de película) junto a Francisco J. Ortiz. También es autor de Cineasta blanco, corazón negro y Café-Bar Cinema. Miembro de la banda de Calibre .38 y director del festival dedicado al género negro Granada Noir.

Viernes, 25 de junio, 12.30

Modera: Jesús Lens

Otras épocas, otros criminales, otros detectives

¿Puede un festival de novela negra traspasar los límites canónicos del “hard boiled” adentrándose en otras fabulaciones policiales? Creemos que esta pregunta ha de resolverse afirmativamente. Bruma Negra 2016 rinde su respeto a la novela negra heredera de Chandler con su homenaje al maestro Julián Ibáñez, pero el lector, diverso, inquieto, que busca la buena literatura y la intriga, sigue apreciando novelas y ensayos que miran hacia el pasado. Otras épocas que obligan a documentarse, a situar al lector en el pasado. Otros criminales cuyos crímenes se pueden parecer o no a los que ahora inundan los periódicos. Y otros detectives muy diferentes al agente de la Continental o a Philip Marlowe. Novelas como “El nombre de la rosa “son un ejemplo de intriga y recreación histórica de académica factura, pero hay más ejemplos. Solo en el último año encontraremos en nuestra librería preferida autores y ensayistas que se han adentrado en las negras brumas de la historia para recrear investigaciones y detectives inolvidables. O, a veces, criminales cuya vidas noveladas son, por si mismas, un ejemplo de literatura criminal de calidad literaria que seduce al lector.

Juan Ramón Biedma nos ha llevado del Londres de Moriarty al extravagante Madrid de los años 30, Jordi Sierra a los nunca olvidados días de agosto de 1950, Carlos Erice ha unido a Pamplona y Argel en dos espacios temporales, Ana Bolox nos sitúa en el Londres de la “Golden age” y Víctor del Árbol en la Rusia de los años 40 por citar solo algunos. Los escritores que comparecen en Bruma Negra para hablar de lo que supone adentrarse en el pasado y de cómo llevaron a cabos este viaje en la Bruma del tiempo nos hablaran de ello… Y puede que incluso nos acompañe Jack el Destripador.

Carmen-Moreno_3
Carmen Moreno. Gaditana, licenciada en Filología Hispánica por la UCA. Tiene siete libros de poemas publicados y uno de relatos. Ha trabajado de guionista para TV y gestora cultural, impartiendo talleres. Se ha adentrado con “Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel “en el Londres victoriano en el que vivió Arthur Conan Doyle y en el que investigo Sherlock Holmes acompañado por el doctor Watson… y en el que destripó con cirujana maestría Jack el Destripador.

olmos--575x323
Martin Olmos. Bilbaíno y escritor incomparable. Ha llevado a su primer libro ¿de ensayo? ¿ de investigación?… literatura de la buena, a lo más alto. Premio Euskadi de Literatura 2015 y Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción en la Semana Negra de Gijón 2015 son sus acreditaciones para hablarnos de crímenes y criminales que nos harán temblar y sonreír, como los ciegos con sus romances recitados en la plaza del pueblo. Sus historias se relatan en su “Escrito en negro” (Historias de la canalla). Crepuscular, erudito y divertido a la vez.

principal
Gonzalo Garrido. Bilbaíno, con “Las flores de Baudelaire” nos llevó en un viaje a través del tiempo al Bilbao industrial de 1917. En 2016 vuelve en una Feria del Libro en el Arenal bilbaíno en la que ha triunfado con “La capital del mundo”, un retrato del nuevo Bilbao del Guggenheim y del Puppy. Nos hablara con criterio si estos viajes en el tiempo de ida vuelta producen mareo al escritor o son los necesarios recursos del escritor criminal para cambiar de registro y sacar a la luz las historias que llevan dentro.

59fc428c6a742603a22e2ad7b2d55147

Adrián Martin Ceregido. Nacido en Portugalete, donde el Puente Colgante marca la frontera entre el Abra y la ría de Bilbao. Se embarcó en 2016 en el velero del tiempo y recorrió con Robert Louis Stevenson una singladura que partía en 1870 y con la que recorrió el siglo XIX por Londres, Nueva York o Honolulu mientras un siniestro Jack el Destripador buscaba consumar su última venganza. “La venganza esquiva” sabe a salitre, a sangre y a bruma.

Sábado, 25 de junio, 11.30

Modera: Juan Mari Barasorda

El discreto encanto del “serial killer”

Dicen que Truman Capote se enamoró de Perry Smith, uno de los asesinos retratados en A sangre fría. Cuando Hannibal Lecter –Anthony Hopkins– aislado en su celda consigue rozar con su dedo la piel de Clarice Starling  –Jodie Foster– saltan chispas de pulsión sexual. Las armas de seducción del asesino en serie se despliegan incluso ante el policía que quiere capturarle y a quien reta con su astucia, como sucede en The Fall con un Jamie Dornan de mirada perturbada acechando a la agente Stella –Gillian Anderson (agente Scully forever)– en una danza de apareamiento en la que nunca esperaremos un final feliz.

Escritores y guionistas conocen bien esa mirada, ese rito de seducción engalanado en la discreción, pues el buen asesino busca, como sabemos, el anonimato. Y saben que el asesino en serie atrapa al lector y al espectador. Puede ser joven o anciano, puede ocultar su rostro hasta la última página, matar con delicadeza o en un sangriento espectáculo de gran guiñol… incluso puede que la historia a la postre no sea una novela negra sino un thriller o un giallo de canónica factura. ¿Y es acaso inadecuado considerar que estas creaciones literarias no pertenecen al amplio catálogo de la novela negra? ¿No son novelas negras las protagonizadas por el seductor mr Ripley de Patricia Highsmith? ¿No son puro noir el M de Fritz Lang o La sospecha de Durrenmatt ¿Y sin embargo no puede decirse que Peter Lorre tenga ojos azules y cuerpo de galan? Y en La sospecha solo descubriremos del asesino su gusto por los erizos de chocolate ¿O que decir del Jack el Destripador en versión novela grafica de Alan Moore? Lo odiaremos, lo amaremos o buscaremos pistas para descubrirlo entre los negritos invitados de una isla desierta. Como la doctora Scarpetta de Patricia Cronwell no puede vivir sin su asesino en serie, muchos lectores buscaran en la sección de novela negra su serial killer más seductor. Y siempre habrá escritores y guionistas que sabrán complacer al lector en sus gustos más refinados.

En Bruma Negra–Plentzia participarán hablando de sus gustos por los asesinos en serie o si es importante conocer sus motivaciones, descubrir sus errores o invitarles a un gin-tonic:

abarca

Nieves Abarca. Añade a su vocación de escritora su formación en Historia del arte y en Perfilacion criminal. Coautora de Asesinos en serie(s) y de una saga que empezó con Crímenes exquisitos y que en 2016 continua con Los muertos viajan deprisa protagonizados por la inspectora Valentina Negro y el criminólogo Javier Sanjuán. Le gusta la cerveza Estrella Galicia y la mar. Y hablar de psicópatas y asesinos en serie. “Los psicópatas también tienen lazos sentimentales” afirma. “Pobriños” se podría añadir.

mariaeugenia

Maria Eugenia Salaverri. Escritora, periodista y guionista. Y presidenta de la Asociación de escritores de Euskadi. Además de los de Marujas asesinas o La buena hija suyo y de Javier Rebollo es el guion de Txarriboda-La Matanza, un thriller criminal que nos lleva a San Juan de Gaztelugatxe de la mano de Fran, joven empresario que quiere deshacerse de su esposa a quien perseguirá Clara, una policía especializada en serial killers. Ya tenemos un asesino en Uribe Kosta.

altarriba

Antonio Altarriba. Escritor y profesor de la Universidad del País Vasco. Guionista de multipremiados comics entre los que destaca Yo, asesino dibujado por Keko (Gran Prix de la Critique 2015, Mejor guionista en la XV Edición de los premios de la crítica, 2015). Su afable sonrisa se oculta tras un cuchillo en una portada en la que asesino serial se parece sospechosamente al autor. Confiesa que “quería escribir un guión que pusiera fin a este alejamiento de la pulsión asesina. Y lo acerqué tanto que me metí dentro”.

Viernes, 24 de junio, 19.30

Presenta e incita: Jesús Lens