Lanbro Beltza IV. nazioarteko ipuin-lehiaketa Euskarazko modalitatea

Plentziako Udalak antolatutako Lanbro Beltza V. Nazioarteko ipuin-lehiaketako euskarazko modalitatearen epaileek, hau da, David Crestelo eta Joseba Lozano jaunek, epaimahaiburua Noemí Pastor andrea delarik, erabaki dute aurtengo sariaren irabazlea Oscar Azkona Garcia dela, ezizenez Kalaportuko Itsaslapurra, “Nobel saridun baten erailketa” ipuinagatik.

Plentzian, 2017ko ekainaren 24an

V Concurso Internacional de Relato Bruma Negra (modalidad en castellano). Fallo del jurado

El jurado del V Concurso Internacional de Relato Bruma Negra (modalidad castellano) convocado por el Ayuntamiento de la Villa de Plentzia, compuesto por Juan Mari Barasorda, Noemí Pastor, Cristina García Ferry, Laura Balagué y Ricardo Bosque, este último en condición de presidente del mismo, ha decidido otorgar el primer premio a María Clara Rueda por su relato “Marcos es un hombre bueno”, presentado con el seudónimo R. Gris. Los otros cuatro autores y relatos finalistas han sido (por orden de votos obtenidos):

 

“As de picas”, de Ernesto Tubía Landeras

“Paciencia”, de Santiago Eximeno Hernampérez

“Volver a empezar”, de Jesús Zaplana García

“Zapatos”, de Israel López Escudero

 

En Plentzia (Bizkaia), a 24 de junio de 2017

Crimen y actualidad en Bruma Negra

Crimen y actualidad son dos términos indisolublemente unidos desde los principios del género criminal, allá por el siglo XIX, con un tal Poe (periodista antes que escritor) ficcionando un caso real como fue el asesinato de una joven cerillera neoyorquina llamada Mary Cecilia Rogers.

O con un agente operativo de la mítica agencia de detectives Pinkerton que, en cuanto dejó de serlo y decidió ponerse a escribir, se inventó un Agente de la Continental que bebía de sus propias experiencias y que llegó a protagonizar un total de 28 relatos y dos novelas fundacionales del género negro: Cosecha roja y La maldición de los Dain.

Por no hablar de la clara influencia de la realidad en el neopolar francés, con un Daeninckx inspirándose en la masacre de París de 1961 para sus Asesinatos archivados o un Manchette que toma como modelo el secuestro y asesinato de un político marroquí por parte, presuntamente, de los servicios secretos franceses, para desarrollar El caso N’Gustro.

Tres ejemplos, pero hay muchos más de hechos reales que han inspirado o servido de apoyo (más o menos veladamente) para novelas o películas: marqueses asesinados, atracadores de bancos, maestros de artes marciales claramente desequilibrados, delincuentes habituales que se hacen los reyes de la gran pantalla en el cine quinqui de los ochenta, mafiosos que pasan del romanticismo de los Corleone a los mucho más zafios del clan savastano de Gomorra…

De todo esto y mucho más hablaremos en Plentzia el sábado 24 de junio como cierre de los V Encuentros de Género Negro Bruma Negra, y lo haremos con cuatro grandes conocedores del tema:

Carlos Bassas. Escritor, autor de la serie protagonizada por Herodoto Corominas: El honor es una mortaja (Premio de Novela Negra Ciudad de Carmona), Siempre pagan los mismos y Mal trago) doctor en Periodismo (profesión de la que dice que escapó a tiempo), guionista y colaborador en el programa de Euskal Telebista “El lector de huesos”, con Paco Etxeberria y Dani Álvarez.

Txani Rodríguez. Escritora y periodista, colabora con numerosos medio de comunicación y suplementos culturales. Ha publicado tanto cuento, como novela y cómic. Imparte clases de escritura creativa en la Universidad de Deusto y de narrativa y escritura creativa en la Asociación Literaria ALEA de Bilbao. En 2016, impartió un curso de narrativa en la Escuela de Escritura de Barcelona. Forma parte del programa Pompas de papel, que se emite en Radio Euskadi.

Juan M. Velázquez. Donostiarra, autor de tres excelentes novelas como son Hombres sin suerte, Algo que nunca debió pasar y Algunos me llaman El Rubio. Si en las dos anteriores había toques de realidad, en esta última se tira de cabeza a la piscina para novelar la vida de José Juan Martínez Gómez , con una larga carrera delictiva pero que saltó a la fama por ser el cabecilla del atraco al Banco Central de Barcelona en 1981.

Mariano Sánchez Soler. Periodista y escritor, autor de novelas como Lejos de Orán, Nuestra propia sangre (XII Premio Francisco García pavón de Narrativa) o El asesinato de los marqueses de Urbina (Premio L’H Confidencial). Estudioso de la transición política española a la que ha dedicado unos cuantos trabajos y ensayista de temas cinematográficos y literarios, desde el año 2000 imparte cursos de creación literaria, novela negra, guion cinematográfico y periodismo de investigación, siendo además codirector del festival Mayo Negro realizado en la Universidad de Alicante desde hace trece años.

 

 

¿Se comió alguna vez Dashiell Hammett un huevo duro? El ”hard boiled” estará presente en Bruma Negra 2017

El New York Times de agosto de 1935 dedico un artículo a los escritores hard boiled, poniendo a la cabeza de esta hard boiled school a Dashiell Hammett. Incluso la Enciclopedia Británica atribuye a Hammett la creación de esta escuela literaria con su relato Papel cazamoscas publicado en Black Mask en 1929. Guiándonos por la madre de las enciclopedias, fue el exagente de la agencia Pinkerton quien, gracias a los pulps magazines, creó un género en el que combinaba sus experiencias personales con el realismo de la escuela de Hemingway y Dos Passos. Sin embargo, los lectores de Black Mask habían tenido ocasión de leer en mayo de 1923 Three Gun Terry, una historia protagonizada por el detective Race Williams y escrita por el escritor Carroll John Daly. Race Williams fue el prototipo del detective hard boiled y Mickey Spyllane reconoció que fue su modelo para la creación de Mike Hammer, mientras que E. S. Gardner le consideró como el “incomparable” hard boiled, bone-crushing (“durísimo”) y fast- shotting (“de gatillo fácil”). Daly fue arrebatado a Black Mask por Dime Detective a golpe de talonario.

Escuela de escritores hard boiled, detectives hard boiled… y ¿por qué hard boiled? Hard boiled había sido usado en los periódicos de la época en relación a un estereotipo: brutalidad. El mismo New York Times en 1919 llevaba a los lectores el caso contra Hard boiled Smith, un sargento del ejército que trataba con brutalidad a los reclutas (¿alguien se acuerda de La chaqueta metálica?). Inmediatamente el término se aplicó a las bandas de matones que poblaban las calles de las grandes ciudades, los hoodlums. Fue precisamente el crecimiento de las ciudades, la inmigración, la mano de obra pagada con salarios míseros, el caldo de cultivo que creo un submundo criminal en el que el término hard boiled se aplicaba a quien tenía la “dureza” y “valor” para sobrevivir en ese submundo.

Un best seller de 1924 fue Beggars of life (A Hobo autobiography), un relato periodístico escrito por Jim Tully describiendo la vida de los “sin techo” en las comunidades que creaban fuera de las ciudades y que ellos llamaban “junglas”, su lucha por la supervivencia y su continuo enfrentamiento con la policía. Allan Pinkerton, el creador de la agencia de detectives en la que trabajo Hammett, fue el primero en describir este mundo criminal, y fueron estos relatos periodísticos los que comenzaron a ser conocidos como hard boiled fiction. Daly, Hammett o Chandler –a quien también se atribuye la creación del género hard boiled– no fueron sino los escritores que supieron acercar el crimen novelado en historias de detectives que transcurrían en mansiones y en el que el criminal y detective se enfrentaban en duelos intelectuales para llevarlos a las peligrosas calles de la ciudad y sus suburbios . Como dijo Chandler “Hammet extrajo el crimen del jarrón veneciano y lo depositó en el callejón”. Los pulps magazines fueron el vehículo de aquella apuesta por el realismo y generaciones de lectores las que han mantenido la supervivencia del género durante décadas.

En Bruma Negra Plentzia 2017 los visitantes podrán conocer aquellos pulps magazines y su historia en la exposición (“Pulps Fiction. Las portadas del crimen”) que ofrece la casa de cultura de Plentzia (Goñi portal, en el casco viejo de la villa, del 19 al 24 de junio) y, además, el sábado 24, antes de la hora del coctel noir, la mesa “Nacimiento del hard boiled (novela, cine y cómic) en la América de los años 30 y 40″, con un debate a tres bandas entre miembros de la Revista Calibre .38. El recorrido por los autores, detectives, comics y films que se crearon al amparo de una época. El debate-exposición correrá a cargo de:

Jokin Ibáñez. Aficionado a la novela negra desde que fue detenido, durante el pasado siglo, en Sopelana (Bizkaia) por el Agente de la Continental, al que no quiso decir su nombre. Jokin es una de las personas que con mayor y mejor criterio puede guiar un recorrido por el género hard boiled.

Jesús Lens Espinosa de los Monteros. Colaborador del periódico granadino IDEAL, viajero, crítico literario, escritor y cuentista. Coautor del libro Hasta donde el cine nos lleve (Viajes y escenarios de película) junto a Francisco J. Ortiz. También es autor de Cineasta blanco, corazón negro y director del festival Granada Noir.

Francisco J. Ortiz. Profesor de Lengua y Literatura y crítico especializado en cine, cómic y literatura de género. Autor junto a Jesús Lens del libro Hasta donde el cine nos lleve (Viajes y escenarios de película), es responsable del blog cultural Abandonad toda esperanza y codirector del festival Mayo Negro de Alicante.

Crímenes de época (II)

Como en 2016, volvemos a hablar con algunos escritores que sitúan su trama criminal en épocas pasadas, con detectives y criminales que surgen de la ficción imaginada por otros autores. Así, nos encontraremos en Bruma Negra a Sherlock Holmes, recreado por la imaginación siempre desbordante de Carmen Moreno, que no duda en tomar prestados de Arthur Conan Doyle personajes inolvidables recorriendo, una vez más, el Londres victoriano persiguiendo al asesino más recordado de la historia, todo ello con la prosa de una poeta multipremiada que, sin embargo, se acerca al clima que creo el inolvidable escritor escoces de origen irlandés como nadie. Precisamente el retrato en negro de Jack el destripador, cuyo misterio ha subyugado por décadas, junto al de otros criminales, y siempre con su prosa cuidada reconocible nos regala Martin Olmos, narrador del siglo XXI en el que reconocemos el gracejo de las “coplas de ciego” o “romances del cordel” que recorrían los pueblos instruyendo a quienes en corro se acercaban al narrador en la plaza del pueblo en una verdadera historia del crimen.

Los detectives de algunos de nuestros invitados surgen de la creación literaria pero recorren pasajes poco conocidos de la historia como el doctor Fernando Zúñiga, a quien su creador Félix Modroño, le conducirá desde su natal Salamanca hasta la Venecia de La Serenísima en el invierno de 1864 para enfrentarse a un criminal y a una conspiración internacional. Y quien es capaz también de dar una nueva vuelta de tuerca a la historia (a través de una ucronia), imaginando incluso pasajes de la historia nunca vividos para situar en una Iruñea independiente en 1940 a su comisario Da Silva es el bilbaíno Javier Abasolo… sin olvidar nunca la calidad de una trama negra a la que estamos acostumbrados en su ya longeva serie de novelas protagonizadas por Goiko, el detective más conocido de la novela negra vasca.

Ya decíamos en 2016 que novelas como “El nombre de la rosa “son un ejemplo de intriga y recreación histórica de académica factura, pero hay más ejemplos. También en 2017 hemos encontrado en nuestra librería preferida autores y ensayistas que se han adentrado en las negras brumas de la historia para recrear investigaciones y detectives inolvidables. O, a veces, criminales cuya vidas noveladas son, por si mismas, un ejemplo de literatura criminal de calidad literaria que seduce al lector. Quienes nos acompañan este año en Plentzia Bruma Negra nos llevaran al reverso noir de la historia.

Carmen Moreno. Gaditana, licenciada en Filología Hispánica por la UCA. Tiene siete libros de poemas publicados y uno de relatos. Ha trabajado de guionista para TV y gestora cultural, impartiendo talleres. Se ha adentrado con “Sherlock Holmes y las sombras de Whitechapel “en el Londres victoriano en el que vivió Arthur Conan Doyle … y en el que destripó con cirujana maestría Jack el Destripador.

Martin Olmos. Bilbaíno .Llevo a su primer libro ¿de ensayo? ¿ de investigación?… literatura de la buena, a lo más alto. Premio Euskadi de Literatura 2015 y Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción en la Semana Negra de Gijón 2015 son sus acreditaciones para hablarnos de crímenes y criminales que nos harán temblar y sonreír, como los ciegos con sus romances recitados en la plaza del pueblo. Sus historias se relatan en su “Escrito en negro” (Historias de la canalla).

Félix Modroño. Escritor vizcaíno, afincado en Sevilla, se animó a emprender la aventura de su primera novela, La sangre de los crucificados (2007), protagonizada por el doctor Zúñiga, un peculiar investigador del siglo XVII, que también sería el personaje central de su siguiente obra: Muerte dulce (2009). Con La ciudad de los ojos grises (2012) cosechó un gran éxito de ventas recreando el Bilbao de los primeros años del siglo XX.

José Javier Abasolo, de larga trayectoria en la novela negra. Sus últimas obras han sido la ucronia histórica “Una decisión peligrosa” y “Demasiado ruido” .Ganador de varios premios como autor de novela negra y fue el autor homenajeado el año 2015 por el renacido festival “Bruma Negra”.

Modera: Juan Mari Barasorda

Euskal idazle beltzak

Plentzian ekainaren 23an, 19:30ean, Lanbro Beltza topaketen bosgarren edizioa ia hasi bezain pronto, mahaingurua moderatzeko ohorea izango dut, euskaraz izan ere, hainbat euskal idazle beltzekin .

Haien aurkezpen labur-laburra egingo dut, mahainguruaren egunean haiek eurek luzeagoa egingo dutelakoan. Hauexek izango dira, zehatz-metatz, parte-hartzaileak.

Jon Arretxe basauritarrak 1991. urtean kaleratu zuen bere lehenengo nobela eta ordutik hona, hala bidaien nobelak nola nobela beltzak idatzi ohi ditu. Azken urteotan Touré detektibearen saila argitratu dio Erein argitaletxeak.

Aritza Bergara sestaoarra euskal mitologiaren aditua da eta egunera arte hiru nobela beltz kaleratu ditu: Bajo la sotana, Olas negras eta Lágrimas de fuego.

Joseba Lozano gasteiztarra hizkuntzalaria da, hainbat literatur sari beregnatu du bere kontakizun laburrei esker eta bi nobela ditu kalean.

Begoña Navaridas bilbotarra euskara irakaslea da Deustuko Unibertsitatean eta iaz Lanbro Beltza ipuin lahiaketaren irabazle suertatu zen.

Moderatzailea naizen aldetik, nire asmoa da guztiei aukera ematea euren lanaz eta lanaren inguruko guztiaz (literaturaz, azken batean) hitz egin dezaten.

Eta, horretarako, jakina, galdera batzuk egin beharko dizkiet . Saiatuko naiz, behintzat, galderen bitartez jakiten jakin nahi dudan guztia egileez eta haien lanaz.

Hona hemen galdera horietako batzuk:

Zergatik idazten duzue, zerk bultzatuta, zer lortu nahian?

Zein dira zuen idazle kuttunak? Beltzak zein kolore bakoak; hemengoak zein hangoak.

Kontakizun beltzetan gaizkia omen da beti protagonista. Nola interpretatzen duzue gaizkia? Denona al da? Arrunta? Salbuespena?

Zuen nobelen pertsonaianagusiak. Ikerlea.

Nobela sailik egin al duzue? Egiteko asmorik?

Irakurleak ezagutzen al dituzue? Zeren bidez? Sare sozialeen bidez? Nolakoak dira zuen irakurleak? Nolakoa da,oro har, euskal irakurle beltza? Zein adinetakoa? Emakume ala gizon? Baserritarra? Kalekumea?

Galdera apur batzuk idatzi ditut, ez guztiak, bat-batekotasunari tartea utzi nahian eta Plentzian elkartuko den jendeari zerbait freskoa eskaintzearren.

Espero dut nire jakingura ikusleen berbera izatea eta nik jakin nahi dudana haiei ere asebetegarria izan dakien.

Halaber espero dut Plentzian, ekainaren 23an, 19:30ean, solasaldi gozoa izatea. Hantxe ikusiko dugu elkar. Laster arte.

 

NUEVAS VOCES EN LA NOVELA NEGRA

Cuatro escritores de Hegoalde -solo nos ha faltado el representante de Araba- se acercan a la novela negra desde diferentes puntos de vista. Los hay quienes debutan en el género, como el durangués Antón Arriola con “El Negro y la Gata” o como la baracaldesa Elena Fernández con “Las cerezas amargas”. Otros, como la navarra Susana Rodríguez que nos regala en “Deudas del frío” el segundo caso del inspector Vázquez, o como nuestro representante guipuzcoano, Javier Sagastiberri, que con “Perversidad” continúa con las peripecias protagonizadas por sus dos ertzainas favoritas, retornan a la publicación con los agentes que les han abierto las puertas del éxito.

La diversidad es la tónica predominante en esta mesa que inaugura el V Encuentro Bruma Negra de Plentzia. Variedad temática y de protagonistas.

De macabros crímenes que se cometen a principios de este siglo en Sopelana, pero que se resuelven en el Perú, pasamos a un asesinato con indicios de agresión sexual cometido en el barrio baracaldés de San Bizente en… 1712; de los chanchullos y estafas que se cometen en el pamplonica banco Hispano-Francés en el peor año de la crisis, y que desembocan en los esperados asesinatos, pasamos a un cadáver salvajemente torturado que aparece, en fecha actual, en la playa de Azkorri.

Los investigadores de tan variopintos crímenes presentan también una saludable pluralidad. Un sacerdote que no cree en Dios (el inolvidable Ander Azurmendi) y su amigo, un fanático de la novela “La insoportable levedad del ser” protagonizan “El Negro y la Gata”; la arqueóloga Edurne que trabaja en un museo llegará hasta el final en el crimen de motivación sexual de “Las cerezas amargas”. Los cuerpos policiales no podían quedar al margen dentro de esta nómina de nuevas voces del género: un inspector de la Policía Nacional, David Vázquez, en “Deudas del frío”, y en “Perversidad” dos miembros de la Ertzaintza, las ertzainas Itziar Elcoro y Arantza Rentería, nos demostrarán la eficacia de todo equipo policial que se precie.

Estamos de enhorabuena, la novela negra en Euskadi goza de una excelente salud.

 

Anton Arriola. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Deusto y MBA por la Universidad Luigi Bocconi. Tras pasar su infancia y juventud en Bilbao, vivió en Milán, Nueva York y Londres. Actualmente combina el ejercicio de la docencia con los estudios de Filosofía y la escritura.

Susana Rodriguez Lezaun (Pamplona) . Es periodista, licenciada en ciencias de la información por la Universidad del País Vasco. Ha trabajado en el Heraldo de Soria, El Mundo y Diario de Noticias de Navarra, donde coordinaba y elaboraba un suplemento semanal dedicado a la actualidad educativa.

Javier Sagastiberri. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad del País Vasco y en Filología Hispánica por la UNED. Tras su primera novela, ” El asesino de reinas”, en la que el Athletic de Bilbao tiene una relevante presencia, acaba de de publicar “Perversidad”.

Elena Fernandez Alonso ( Barakaldo) ha sido  finalista del concurso “Gora Gasteiz 2015 contra el racismo” y  obtuvo el primer premio el el certamen “Bizkaidatz, esa historia la escribes tú 2014”, de la Biblioteca Foral de Bizkaia.

Modera: Manu López Marañón

PULPS FICTION: LAS PORTADAS DEL CRIMEN. UNA EXPOSICIÓN PARA BRUMA NEGRA

La colaboración entre el Ayuntamiento de Plentzia y la Revista Calibre .38 ha ido este 2017 (año de celebración del 25 aniversario de la puesta en marcha de los Encuentros sobre Género Negro Bruma Negra) más allá de los dos días que durarán los encuentros (23 y 24 de junio), ofreciendo a quienes se acerquen a Plentzia la semana del 19 al 24 de junio una exposición singular bajo el título PULPS FICTION (Las portadas del crimen); una exposición en la que serán protagonistas los ilustradores que dieron imagen, en las cubiertas primero y en los comic books después, a las historias de detectives y criminales que los escritores crearon en la consolidación de un género que vino en llamarse primero novela policíaca (respetando el término roman policier acuñado en Francia) y años más tarde novela negra.

Con las primeras novelas de detectives aparecidas en el siglo XIX, el ilustrador acompañó al éxito literario desde una posición a veces (injustamente) olvidada. Las portadas de las novelas “de a penique” (penny dreadfuls) como Sweeney Todd (“The Demon Barber”) o Spring Heeled Jack (“The Terror of London”) aterrorizaban al lector como reclamo, como antes hicieron las ilustraciones de ejecuciones del Newgate Calendar. Solo con escritores como Charles Dickens o Wilkie Collins el ilustrador se hizo famoso. Primero fueron George Cruikshank o Phiz con Dickens o John McLenan con Collins, hasta que George Du Maurier alcanzó la fama por encima del anónimo autor de El misterio de Notting Hill. Grandes ilustradores. Pero hubo que esperar casi hasta el final del siglo para que el ilustrador saltara del interior de las novelas a las portadas. A partir de ese momento su relación con el florecimiento del género policíaco fue indisoluble hasta alcanzar el papel protagonista con la aparición del noveno arte. El cómic.

La exposición PULPS FICTION (Las portadas del crimen) ofrecerá a quienes acudan a la Casa de Cultura de Plentzia (Goñi Portal) la posibilidad de recorrer aquellas décadas de creación artística paralela al nacimiento del género negro de una manera amena admirando las ilustraciones creadas por aquellos artistas.

 

EL DETECTIVE ASOMA A LAS PORTADAS

Sydney Paget fue llamado por The Strand para realizar las ilustraciones de Un escándalo en Bohemia de Arthur Conan Doyle para el número de julio de 1891. Paget creó las primeras ilustraciones reconocibles de Sherlock Holmes; y George Newnes, el editor, decidió incorporar a las portadas de The Strand la figura del detective. Las historias de Holmes fueron publicadas en muchos magazines de la época, pero Doyle siempre solicitó a The Strand que su ilustrador fuera Sydney Paget. Entre 1891 y 1904 dibujó 356 ilustraciones para Sherlock Holmes. Solo cuando Collier’s publicó en EE.UU. las aventuras de Sherlock Holmes, el detective volvió a ocupar la portada de la mano de Frederic Dorr Steele, el ilustrador que creó la icónica imagen de Sherlock Holmes inspirado por las representaciones de William Gillette en los escenarios.

The Strand tenía clase, y por sus páginas transitaron los mejores escritores de novela “de detectives”, pero hizo falta la apuesta de un editor para crear un nuevo modelo de magazine literario. Frank A. Munsey fue un editor visionario: en 1896 decide editar un magazine hecho con pasta de papel (pulp) para que sea menos costoso y así poder incrementar la tirada. “Las historias valen más que el papel en el que están escritas”, dijo. Argosy transformó la industria de los magazines. Publica relatos de aventuras, románticos, de horror y de detectives. En las páginas de Argosy publicarán escritoras maestras en la construcción de thrillers como Mary Roberts Reinhart o Carolyn Wells. Argosy dio origen a un pulp especializado en historias de detectives como fue Flynn’s, pero nunca dejó de publicar historias de suspense y misterio.

Flynn’s (1924-1928) añadió a la portada el subtítulo Detective Fiction with the Thrill of Truth, combinando historias de suspense con otras sobre crímenes reales. Escritoras como Agatha Christie, Carolyn Wells o Mary Roberts Rinehart, y escritores como J. S. Fletcher o R. Austin Freeman -lo más representativo de la “Golden Age”-, poblaron sus páginas. En la portada se acreditó como editor a William J. Flynn, “con 25 años de experiencia en el Servicio Secreto” (Flynn fue conocido como Big Bill Flynn, el hombre que reorganizó el cuerpo de detectives de la Policía de Nueva York y fue director del FBI). En 1928 pasó a llamarse Detective Fiction Weekly, publicando a una generación de escritores como Erle Stanley Gardner o Cornell Woolrich.

 

En octubre de 1915, la editorial Street & Smith editó el primer pulp dedicado enteramente al crimen: Detective Story Magazine. Los autores elegidos fueron Agatha Christie, Dorothy L. Sayers, Sax Rohmer o Edgar Wallace, incorporando en años posteriores a Carroll John Daly, entre otros. Street & Smith, publicó 1.057 números y su edificio en la Séptima Avenida de Nueva York fue una institución.

Black Mask nació como pulp magazine en abril de 1920 no dedicado exclusivamente al crimen. Sin embargo, las historias de aventuras o sobrenaturales (weird tales) resultaron eclipsadas pronto por las historias de detectives al estilo de las novelas británicas de misterio. Bajo la dirección de Cap Joseph T. Shaw, el pulp se centra en las novelas de detectives. En mayo de 1923 publica la que es considerada la primera novela negra de detectives “duros” (hardboiled dicks): Three Gun Terry de Carroll John Daly, protagonizada por el detective Race Williams; y en octubre de ese mismo año, Dashiell Hammett publica su primera historia del Agente de la Continental. Había nacido un género.

Dime Detective fue el pulp competidor de Black Mask y el más vendido durante años. De la mano de Henry Harry Steeger, dueño de la editorial Popular Publications (y aficionado a Sherlock Holmes y a las historias de horror), comenzó incorporando relatos de horror gótico o sobrenatural. Un nuevo editor, Ken White, buscó atraer a los mejores escritores noir de la época, como E. S. Gardner o Carroll John Daly. Raymond Chandler abandonó Black Mask y publicó en Dime Detective siete novelas cortas entre 1937 y 1939; de ellas nació años más tarde una obra maestra: El largo adiós.

Si la marca de portada de Black Mask fue un antifaz, en los años veinte el pulp de detectives se aproxima al de aventuras con la creación de detectives enmascarados que serán el modelo de los futuros superhéroes del cómic. La Sombra (The Shadow) nace en 1930 de la mano de Walter B. Gibson, ocultando la personalidad del millonario Lamont Cranston bajo un sombrero y una bufanda roja. Le seguirán El Detective Fantasma, La Araña y El Murciélago Negro.

 

LOS ILUSTRADORES QUE MARCARON UNA ÉPOCA

John Albert Coughlin nació el 23 de enero de 1885 en Chicago, Illinois. En 1903 comenzó a estudiar en el Instituto de Arte de Chicago, donde se graduó en 1906 y comenzó a trabajar en publicidad. En 1912 se trasladó a Nueva York, donde abrió un estudio de arte. En octubre de 1915 realizó su primera cubierta para Detective Story. También realizó portadas para otras publicaciones del momento como Detective Fiction Weekly o Detective Tales.

Rafael María de Soto y Hernández nació el 18 de febrero de 1904 en Aguadilla, Puerto Rico. En 1930 comenzó a dibujar ilustraciones interiores para la revista pulp Street & Smith. En 1932 ya realizaba cubiertas para otras revistas como All Detective, Dime Detective o Ten Detective Aces. Fue uno de los pocos artistas profesionales pulp que permaneció activo durante los años de la Segunda Guerra Mundial. En 1964 se retiró de la ilustración y comenzó a enseñar arte en la Universidad Estatal de Nueva York, donde trabajó durante diez años.

Stanley Albert Drake nació el 9 de noviembre de 1921 en Brooklyn, Nueva York. A los dieciséis años se decidió a hacer ilustraciones como las que veía en pulps como Cowboy Stories o Love Stories y las envió a una editorial de Nueva York para venderlas. Realizó portadas y ilustraciones interiores para innumerables revistas pulp de la época como Detective Tales, Dime Detective o Ten Detective Aces. A partir de 1950 se consagró a sacar adelante su agencia de publicidad y al golf, su otra gran pasión, llegando incluso a realizar dibujos para la revista Golf Digest.

Emilie Irene Zimmermann nació el 15 de octubre de 1907 en la ciudad de Nueva York. En 1929 ya había empezado como artista comercial profesional ilustrando portadas de la revista The Golden Book Magazine, de influencia art déco. En 1932 realizaba ilustraciones interiores para revistas pulp picantes como La Parée o Pep Stories. Durante la Segunda Guerra Mundial, debido a que la mayoría de los ilustradores varones acabaron reclutados para el servicio militar, se abrieron nuevas posibilidades de trabajo para las mujeres, aunque quizá menos artísticos, lo que conllevó que aumentase su prestigio. Fue en este momento cuando empezó a utilizar el seudónimo de “Irene Endris”, con el fin de proteger la reputación de su nombre profesional, para publicar en revistas como Speed Detective, Crack Detective o Ten Detective Aces.

Milton Luros nació el 26 de diciembre de 1911 en Brooklyn. Antes de 1937 había comenzado a trabajar realizando portadas como freelance para revistas como Crack Detective, Dime Mystery, Double Action Gang, Detective Novels, Detective Tales, New Detective, Popular Detective, Strange Detective, Ten Detective Aces, Thrilling Detective y True Crime. En 1950 ocupó el cargo de director de arte de una nueva revista, Famous Detective, producida por Columbia Publications, donde también realizó las portadas y las ilustraciones interiores. En 1955 fundó su propia agencia de arte, La Agencia de Arte Americano.

Delos Palmer nació el 26 de enero de 1890 en la ciudad de Nueva York. De buena familia, estudió en la Art Students League de 1911 a 1915 con el impresionista estadounidense George Bellows. del cual dijo: “Fue una buena influencia para mí. Él me enseñó a pintar lo que veía y lo que sentía”. En 1923, Palmer comenzó a vender ilustraciones para Metropolitan Magazine y The Saturday Evening Post, y tras el crack de la bolsa del 29 comenzó a trabajar en Master Detective y True Detective.

Norman Blaine Saunders nació el 1 de enero de 1907 en Minnesota. Después de la escuela secundaria, estudió arte por correspondencia en la Escuela Federal de Minneapolis y recibió una beca para estudiar en el Instituto de Arte de Chicago, que abandonaría para trabajar a tiempo completo en Fawcett Publications en Robbinsdale, Minnesota, donde estuvo durante seis años. En 1934 se trasladó a Nueva York y estudió en la Escuela de Arte Grand Central.

Gloria Maria Stoll nació el 13 de noviembre de 1923 en el Bronx, Nueva York. En 1936 fue una de las primeras estudiantes a asistir a la Escuela Superior de Música y Arte LaGuardia. Un día de abril de 1941 tiró impulsivamente todas sus pinturas a la basura. El conserje de su edificio rescató su trabajo y se lo mostró a otro inquilino del inmueble, que resultó ser el ilustrador pulp Rafael DeSoto, quien la animó a convertirse en ilustradora comercial. Llegaron a compartir estudio de arte. Su obra ha sido expuesta en el Museo de Arte Carnegie, en el Museo Nacional de Arte de Brooklyn, y se encuentra en colecciones permanentes como las de la Universidad de Yale.

 

DEL PULP AL COMIC BOOK. EL ORIGEN DE LA NOVELA NEGRA ILUSTRADA

Como respuesta al crimen organizado que imperó en la década de los veinte con motivo de la Ley Seca y el posterior contrabando de alcohol, en 1931 se estrenan filmes como Hampa dorada o El enemigo público al mismo tiempo que nace la primera tira de prensa de temática policíaca, y que influiría en muchas de las que vendrían después: Dick Tracy, creada por Chester Gould (1900-1985) para el Chicago Tribune.

Con el propósito de imitar el éxito de Gould, el King Features Syndicate de William Randolph Hearst empieza a publicar en 1933 Pinkerton Jr. en el Boston Daily Record: creada por Eddie Sullivan y Charlie Schmidt, editor y director artístico del diario, vería su título cambiado por Radio Patrol primero y Sergeant Pat of the Radio-Patrol después. Esta no fue la única historieta nacida a rebufo del éxito de Dick Tracy. Dick Moores (asistente personal de Gould que jugó un papel fundamental en el look de aquella) alumbró su propio personaje, el periodista Jim Hardy, en una tira que duró de 1936 a 1942. Anterior es Detective Dan: Secret Operative No. 48, nacida en un proto comic book y rebautizada en prensa como Dan Dunn, Secret Operative 48, publicándose entre 1933 y 1943 a cargo de una nómina de autores encabezada por su creador: Norman Marsh.

Al igual que sucedía con el cine, un medio recién nacido como el cómic buscó inspiración en otros ámbitos para atraer a los lectores. Como no podía ser de otro modo, la literatura fue su principal suministrador: de Sherlock Holmes (1887) de Arthur Conan Doyle a Mike Hammer (1947) de Mickey Spillane, muchos fueron los personajes que tuvieron su versión en viñetas, cubriendo así el amplio espectro que va de la novela enigma a la hard boiled. Una excepción es The Shadow (La Sombra), que nace en un serial radiofónico en 1930 y no pasa a la narrativa pulp hasta el año siguiente. El autor de la mayoría de sus historias, Walter B. Gibson (que firmaba con el alias de Maxwell Grant), participó junto al dibujante Vernon Greene en una serie de daily strips desde finales de los treinta hasta 1942. El personaje acabaría luego en el territorio del comic book, contando con la aportación de autores tan prestigiosos como Mike Kaluta, Howard Chaykin, Bill Sienkiewicz o Kyle Baker.

Si la literatura era una fuente constante de inspiración, ¿por qué no recurrir directamente a aquellos que escribieron las primeras muestras del género? Este fue el caso de Dashiell Hammett (1894-1961), considerado el padre de la novela negra hard boiled gracias a clásicos como Cosecha roja o El halcón maltés. Su creación para el King Features Syndicate fue Secret Agent X-9, una tira de la que se encargó de redactar los primeros relatos, aunque pronto contó con colaboradores que se encargaban de desarrollar sus argumentos. Pero si esta obra está considerada hoy como un clásico de la historieta se debe sobre todo a su dibujante, Alex Raymond (1909-1956), que llevó a cabo uno de sus trabajos más dinámicos influenciado por el film noir de la época.

Raymond legó otras grandes creaciones a la historia del cómic antes de su trágico fallecimiento en un accidente de automóvil: Flash Gordon, Jungle Jim… y su última obra: Rip Kirby. Este aristocrático personaje, siempre acompañado de su fiel mayordomo Desmond, está considerado como el primer detective moderno del noveno arte; y sus aventuras se publicaron entre 1946 y 1964, sobreviviendo así a su malogrado creador.

Max Gaines fundó Educational Comics, pero tras su muerte en 1947, su hijo Bill Gaines heredó la editorial y la transformó en Entertaining Comics, dedicándose a la publicación de comic books repletos de historias breves cuyo objetivo primordial era entretener al lector e impactarle con contenidos más explícitos de lo habitual. Entre otras muchas colecciones, publicó varias afines al género policíaco, como las exitosas Crime SuspenStories y Shock SuspenStories.

Detective Comics empezó a publicarse en 1937 por parte de la editorial homónima, rebautizada luego como National Allied Publications y más tarde como DC Comics (este nombre, a partir de las iniciales de la publicación); y es a fecha de hoy la colección más longeva editada en Estados Unidos. Pero esta cabecera ha terminado pasando a la historia del noveno arte gracias al personaje que debutaba en su número 27, con fecha de portada mayo de 1939: Batman. Creado por Bob Kane y Bill Finger (aunque la paternidad de este último no se ha reconocido hasta fechas recientes), el personaje estaba inspirado en creaciones previas como The Shadow, El Zorro o el popular Sherlock Holmes. En sus primeras historias, más cercanas al relato de intriga que al entonces recién nacido género superheroico, el millonario Bruce Wayne era presentado como “el mejor detective del mundo” (apropiándose del calificativo del personaje de Conan Doyle), y combatía al crimen disfrazado de murciélago.

El recién nacido comic book propició que el promotor Everett M. Arnold y el autor Will Eisner idearan un nuevo suplemento para la prensa dominical: un cuadernillo de 16 páginas a color que incluía tres series independientes entre sí. Fue para nutrir esta publicación que el segundo concibió a su personaje más celebrado: Spirit, un enmascarado que luchaba contra el crimen y tras cuyo antifaz se ocultaba Denny Colt, al que sus conciudadanos (salvo el comisario Dolan y su hija Ellen) daban por muerto. The Spirit debutó el 2 de junio de 1940 con el origen del personaje.

 

EL COMISARIO QUE SE MERECIA ESTA EXPOSICION: JAVIER COMA (1939-2017) UN HOMENAJE A SU LEGADO

Toda exposición artística tiene a su frente a un comisario. El comisario que esta exposición se merecía tendría que haber sido el inolvidable e incombustible Javier Coma, que nos ha abandonado este mismo año. Su conocimiento enciclopédico de la novela negra, el cine negro, la historia de los pulps detectivescos de los años 40 y del cómic desde su mismo origen hasta la actualidad era la garantía segura de que este recorrido por la historia que los Encuentros Bruma Negra de Plentzia en 2017 querían ofrecer hubiera sido el mejor posible. En su lugar y con el recuerdo de Javier Coma siempre presente, la exposición ha sido comisariada por Josevi Blender, amante y lector de género negro, profesional creativo en varias facetas audiovisuales (portadas, ilustración, cine) y colaborador de Medianoche Editorial, Todo Negro y MoonMagazine; y de dos miembros del equipo de la Revista Calibre .38: Francisco J. Ortiz, crítico especializado en cine, cómic y literatura de género, autor del blog Abandonad toda esperanza y codirector de Mayo Negro y Unicómic (ambos eventos vinculados a la Universidad de Alicante); y Juan Mari Barasorda, lector impenitente de novela policial, colaborador con la editorial D’Epoca y MoonMagazine y coordinador de Bruma Negra.

La confianza de todos nosotros, así como del anfitrión de esta exposición -el Ayuntamiento de Plentzia a través de Goñi Portal, la Casa de Cultura de la Villa-, es que quienes la visitéis disfrutéis con el paseo cultural que os ofrecemos, a la vez que dedicamos un recuerdo nostálgico a alguien como Javier Coma, que tan gratos momentos nos ha hecho disfrutar a quienes amamos el género negro. Estamos seguros de que él hubiera disfrutado también.

Os esperamos.

El equipo de Revista Calibre .38

 

BIBLIOGRAFIA

A) Literatura pulp

Pulp Art (Robert Lessaer)

The Art of Mystery & Detective Stories (Peter Haining)

The Story of Mystery (Max Allan Collins)

Pulp Culture (Frank M. Robinson & Lawrence Davidson)

 

 

B) Cómic noir

COMA, Javier, De Mickey a Marlowe. La edad de oro, Barcelona, Península, 1987.

COMA, Javier, Diccionario de los cómics. La edad de oro, Barcelona, Plaza & Janés, 1991.

GUIRAL, Antoni (coord.), Del tebeo al manga. Una historia de los cómics (Vol. I: Los cómics en la prensa diaria: humor y aventuras), Barcelona, Panini Comics, 2007.

JIMÉNEZ VAREA, Jesús, “Tiras negras: el género negro en las series de prensa estadounidenses”, en Yellow Kid n.º 4, Barcelona, Gigamesh, XII-2002, pp. 2-20.