REPORTE FINAL: BRUMA NEGRA 2015 RECAPITULACION Y AGRADECIMIENTOS

El reportero tiene que describir en un folio y a petición de su editor lo que vivió asistiendo a los Encuentros Bruma Negra 2015. Aunque fue cuidadoso representando su papel de aficionado fiel a la novela negra no pudo evitar tomar algunas notas que la permitieran hacer la crónica.

El viernes 27 en la inauguración se dio cuenta del temor de los organizadores de que los Encuentros no movilizaran al aficionado a la novela negra. El buen tiempo era un rival potente. Sin embargo, la gente comenzó a llegar a Goñi Portal. Las charlas en la entrada del precioso centro cultural de la villa de Plentzia ya comenzaban a girar sobre las ultimas novedades del genero, e incluso parte de los presentes todavía recordaban lo que vivió Plentzia en 1992 y 1993, cuando las mejores plumas negras la visitaron.

Al tomar asiento lo primero que se veía era una decoración peculiar: el mundo marino reinaba en aquella sala con una Mesa de ponentes que parecía una Mesa de cartas náuticas en el camarote del capitán. Sextantes, cartas, campanas, un cofre del tesoro por el que se asomaba una espada pirata… La estancia estaba impregnada de salitre. Se veía que la gente del Museo Marino Plasentia de Butron había cedido parte de sus tesoros para el evento. Un Museo fantástico que el reportero no dejó de visitar.

20150626_183656

Presentaciones de rigor y agradecimientos de la organización de los eventos -una organización que se llamaba asimismo como una “banda” de aficionados al genero negro y que respondía al nombre de Calibre .38– al Ayuntamiento, al Museo y a la gente de la Villa por hacer posible ese fin de semana tan especial: el renacer después de 22 años de Bruma Negra.

En la primera Mesa de los Encuentros fueron escritores y escritoras vascos quienes debatieron sobre el presente de la novela negra y su manera de llegar al genero. Muy interesante. Y un gusto ver que en mi tierra hay tanta gente escribiendo sobre este género.

La ponencia turístico-criminal recorriendo puertos, islas y canales donde escritores de novela negra situaban sus tramas fue amena e instructiva. El reportero oyó hablar de Simenon y el comisario Maigret, pero de muchos mas que tuvo que apuntar. Al lado, un asistente curtido por el salitre al que el reportero reconoció por haber visto en un gasolino cuando visitó el puerto de Plentzia por la mañana tomaba notas igual que él.

El sábado por la mañana la asistencia a los Encuentros volvió a ser considerable. Oyó hablar de historias de Plentzia en 1917 y de lo que supone escribir tramas criminales situadas en el pasado, en concreto cómo se elaboró una novela policial situada en el Bilbao de los años 20. Otra vez muy interesante. La tertulia cómplice criminal que siguió fue divertida e instructiva a la vez. Escritoras y escritores de Galicia, de Barcelona y más cercanos que vinieron de Donosti y de Portugalete deleitaron a la sala con una visión absolutamente libre de perjuicios en la que no faltaron críticas certeras y la complicidad entre los asistentes. Así da gusto asistir a unos encuentros literarios que se alejaron absolutamente del tedio y la monotonía. Una chica que estaba junto al reportero vestida del mismo negro que las jornadas se veía que estaba disfrutando con los ácidos comentarios de una de las ponentes que con su gallego lleno de desparpajo arrancó más de una carcajada.

20150627_204154

La tarde del sábado se inicio con una entrevista homenaje a un autor bilbaíno, Javier Abasolo, al que el reportero conocía sobradamente por lo mucho y bueno que había escrito sobre el género negro en los últimos años. El atinado interrogatorio al que le sometió otro de los moderadores de Calibre .38 hizo nuevamente arrancar más de una risa a los asistentes. Vimos complicidad entre ellos, pero lo que es más importante: amor por la novela negra. Y qué bueno es conocer al autor desde la cercanía. El reportero se siente orgulloso de ser bilbaíno como él, y encima apasionado del Athletic. Cuando al final de los Encuentros el Ayuntamiento y los organizadores le entregaron sendos recuerdos en forma de trofeos que representaban a Bruma Negra y a la villa de Plentzia (preciosa escultura de un artista local) en agradecimiento a su trayectoria hubo emoción contenida en la sala y aplausos que al reportero se le antojaron más que merecidos. Aplaudió a rabiar.

Y al final de los Encuentros la sala seguía con los fieles asistentes de todas las jornadas. Varios de ellos, con una simpatía a raudales que el reportero pudo compartir en los descansos entre cada mesa, se tuvieron que disculpar porque también el Coro tenia una actuación en la Iglesia. Era gente del Kantagune pero amantes de también de todos los eventos culturales que Plentzia genera a lo largo del año. Un placer compartir con gente tan maravillosa de esta pequeña villa tan buenos momentos. La ultima Mesa congregó a gente que habló de cómic, de cine y de televisión. El reportero se asombró de las cosas tan curiosas que se viven en estos medios y no solo cuando de abordar el género negro se trata. Era gente apasionada por su trabajo, como el responsable de MIKROFILM Festival que los dias 3 y 4 de julio tendrá lugar en Plentzia. Más género negro. Más cultura. El reportero ha decidido que no faltará a esa cita y así se lo prometió al director de Festival.

20150627_193605

Y casi sin darse cuenta los Encuentros Bruma Negra llegaron a su fin. El alcalde, en representación de la Villa de Plentzia, y los organizadores de Calibre .38 agradecieron a los asistentes su complicidad y posibilitar con su asistencia que el renacer de Bruma Negra hubiera sido un éxito. La gente sonreía y más de uno de los presentes se sorprendía de lo ameno que había sido asistir a casi diez horas repartidas en tres sesiones hablando del genero negro y participando con los ponentes con preguntas y debate. La verdad es que los Encuentros se habían alejado de ponencias académicas y un viejo marino que el reportero había conocido en el puerto y que escondido veía los encuentros desde el fondo de la sala comentó que le habían recordado a las tertulias culturales que había en el Casino Aurrera de Plentzia hace muchos años.

Y al final la organización nos citó para el año 2016 y hasta para poner en marcha un club de lectura sobre la novela negra en Plentzia. Gente optimista. El reportero ya se ha convertido en un fiel seguidor del género y está dispuesto a que, aunque el editor le despida, el año 2016 volverá a Plentzia a disfrutar de los Encuentros Bruma Negra y a compartir unas horas criminales con los asistentes de los que ya se ha hecho amigo.

Es la gente como ellos la que mueve la cultura. Los escritores, los Ayuntamientos o los organizadores de Festivales o hasta los blogs de género negro como Calibre .38 sólo son coadyuvantes necesarios para que los aficionados sigan disfrutando de todas las manifestaciones tan variadas que el género negro, policial o criminal, como cada cual quiera denominarlo, siga vivo –qué paradoja, con tanto crimen y asesinato- y haciéndonos disfrutar a todos. Por eso las últimas líneas de estos reportajes son además de para reconocer la amenidad de todos los ponentes y lo bien que nos lo hicieron pasar, para ellos, para los asistentes a los Encuentros, porque ellos los han hecho posibles. Eskerrik asko!!! Nos vemos en Bruma Negra Plentzia 2016.

FB_IMG_1435417867173

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s